¡Estado Clown!

El fin de semana del 20-21 de diciembre, asistí a un curso intensivo de Clown con nuestra directora en Los ClowChirul@s, Lydia Andaluz.

Hacía mucho tiempo que no me metía en la piel de Anneli, mi clown, fue una experiencia maravillosa y divertida volver a encontrarme con ese yo más auténtico y compartir esos días con nuevos y viejos clowns.

Trabajamos desde la improvisación, desde la mirada al público, desde el no esconder lo que te ocurre encima de una escenario, mostrar lo que tu clown siente, y pasar un rato divertido jugando.

El estado clown libera, eres tú, pero un tú mucho más sincero, un tú adulto que sabe divertirse como un niño, que recupera esa inocencia y que se atreve a fallar, a fracasar sin perder la sonrisa y el optimismo, a no tomarse la vida demasiado en serio.

Un clown no sólo tiene que hacer reír, tiene que enternecer, tiene que ser un reflejo del lado luminoso que todos tenemos dentro. El lado atrevido, el creativo. Ese lado que la sociedad poco a poco nos ha ido arrebatando con estúpidos clichés y normas que asfixian, por eso cada vez que estoy en la piel de Anneli, sonrío sin ningún motivo, sólo porque siento que quiero hacerlo, por eso el clown es tan revelador y bonito. A veces Anneli también se pone triste, pero lo bonito del clown es que eso tampoco lo tiene que esconder. Puede permitirse ser.

Mañana día 7 de enero comienza de nuevo el taller permanente de clown por el que los ClownChirul@s nacieron. Un taller al que por supuesto este año también voy a asistir. En la Vía Láctea a las 19h.

Espero seguir conociendo a Anneli, a esa niña-adulta que siempre he llevado dentro y que ahora estoy volviendo a descubrir.

¡Vivan las narices rojas!

 

Foto de los integrantes del curso intensivo de clown de diciembre

Anneli

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *